Vapeo en seco ¿qué es y por qué hacerlo?

Sin duda alguna, el vapeo se ha convertido en una de las más populares técnicas llevadas a cabo por personas que solían fumar cigarrillos convencionales debido a todos efectos negativos que se están dejando de lado gracias a este nuevo hábito.

Muchos pueden pensar que no hay demasiado que saber sobre esta práctica, pero se equivocan. Hay tanto que decir sobre el vapeo que sería imposible tratar todos y cada uno de esos puntos en este solo artículo. Por lo mismo, solo nos referiremos al vapeo en seco.

¿Qué es concretamente el vapeo en seco?

Una de las grandes diferencias entre el vapeo en seco y el no seco es que en el primero se requiere de un atomizador reparable al cual no le hace falta ningún tipo de tanque.
Justamente por la ausencia del tanque es que la sustancia necesaria para vapear debe ser introducida en la fibra de forma directa. El pequeño inconveniente con esto es que se debe vigilar que la fibra o el algodón vayan a secarse inesperadamente, por lo que el usuario debe cerciorarse de que la humedad actual sea capaz de proveer el humo que se busca.

Si se ha llegado hasta este punto del texto, es posible que muchos de los lectores se pregunten cuál es el chiste de pasar por esa incomodidad cuando el resultado del vapeo será exactamente el mismo. Pues aquí les explicamos por qué no es así.

Ventajas y desventajas de vapear en seco

Una de las más importantes razones por las que el vapeo en seco jamás puede ser visto como una práctica inútil es que suele ser ampliamente usado cuando se lleva a cabo algún tipo de cata de líquidos para vapear, las cuales se han popularizado enormemente gracias al vapeo. Sin embargo, hay otros motivos por los que hay que apreciar su potencial.

Adicional a su utilidad en los ya mencionados eventos, también hay que recalcar que la forma en la que el vapor es producido es mucho más eficiente con un atomizador sin tanque, lo que significa que es una muy buena alternativa al vapeo tradicional.

Otro añadido que no puede dejarse por fuera, es el hecho de que el vapeo en seco es una oportunidad estupenda para que el usuario sea capaz de degustar todos y cada uno de los sabores, así como sensaciones que la técnica tradicional no le permite.

Si hay algo que quizás no es tan positiv,o es la incomodidad que les puede producir a algunos usuarios el hecho de tener que estar revisando constantemente que el algodón no vaya a perder la humedad requerida, para que el vapor se produzca como debe ser.

Sin embargo, esta simple molestia no debería ser una excusa o impedimento para que algún interesado se decida a probar esta fabulosa modalidad, con lo cuál podrá verificar qué tan bien le puede ir.

Vapear en seco según el atomizador usado

Una de las más importantes características que puede tener el vapeo en seco es el drenaje, así que puede perderse de vista ni por un segundo algo tan fundamental como esto.

Algo bastante importante a resaltar es que no existe un solo tipo de atomizador, sino varios entre los que los fumadores pueden probar hasta dar con el que se sientan más cómodos para usar.

Uno de los más utilizados es el que se basa en la fibra, para todos los que desean probar todos los sabores que existen, por lo que se vuelve una alternativa ideal para quienes participan en catas de sustancias de este tipo.

Tampoco podemos dejar el caso del atomizador de algodón, el cual es capaz de llevar a cabo la mejor retención posible para la sustancia de vapeo. Esto garantiza una experiencia incomparable y fuera de serie.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies