Cómo vapear sin nicotina

Con la intención –en gran parte- de contribuir a que las personas adictas al tabaco puedan cerrar ese ciclo que les está causando daño, han venido surgiendo varias alternativas interesantes como los váper, una especie de cigarrillo electrónico que produce vapor en lugar de humo, tras calentar un líquido preparado con diversos aromas y grados de nicotina.

Sin embargo, los váper no solo cumplen con el propósito de rescatar individuos del vicio del tabaco, pues su peculiaridad –la esencia- ha ocasionado que quienes inclusive nunca han probado cigarrillos, recurran al uso del vaporizador a razón de disfrutar su aroma y en dado caso, “vapear” sin exponer su salud a los graves riesgos que implica el fumar.

Para este tipo de “vapeadores” también existen infinidad de líquidos especiales libres de nicotina, los cuales te permiten vapear sin nicótica y cuyo consumo, además, aporta varias ventajas que no se pueden disfrutar al utilizar un váper con esencias que sí poseen el mencionado elemento.

Y es que muchos neonatos en el mundo del vapeo terminan pasando del cigarrillo electrónico a uno convencional, motivado a que emplean líquidos compuestos con niveles de nicotina que van desde los 0 hasta los 24 mg de la misma, desconociendo la posibilidad de utilizar el aparato con otros elementos a vaporizar que están totalmente libres de ella.

Vapear sin nicotina: beneficios

En el mercado, los váper se han popularizado de tal manera que ya se pueden conseguir de diferentes modelos, así como líquidos con esencias y sabores que varían para adaptarse a los distintos gustos de todos. No obstante, el uso de sustancias sin ningún grado de nicotina amplifica otras características del cigarrillo electrónico que profundizan la experiencia de los usuarios.

La primera de las ventajas al vapear sin nicotina, es que el sabor suele ser mucho más intenso, porque al utilizar líquidos comunes, este elemento produce que el aroma se vaya diluyendo naturalmente. Este beneficio es uno de los que más ha provocado interés sobre todo en la población que utiliza dichos implementos más por disfrutar la experiencia que por satisfacer un hábito adictivo.

En segundo lugar, cambiar la sustancia a evaporar por una de “nicotina 0”, genera un vapeo más suave que al hacerlo con líquidos normales, situación que a juicio de distintos usuarios, le agrega un aporte positivo a la experiencia de vapear.

Otro dato que no se puede dejar por fuera, es que se pueden crear nubes de vapor mucho más grandes y visualmente atractivas cuando no hay nicotina en la sustancia, lo cual –sobre todo en vapeadores jóvenes- es un factor que le ha ido dando popularidad a este sustituto electrónico del cigarrillo.

La nicotina desarrolla costumbres adictivas que inclina a las personas a consumir cigarrillos consecutivamente, y aunado a la variedad de productos nocivos para la salud que alguien se pueda administrar al fumar, es común que surjan diversas enfermedades respiratorias o incluso cáncer, así que de no ser un fumador voraz tratando de alejarse de su hábito, pues lo mejor es probar un váper con sustancias 100% libres de ellas.

Add Comment