Cómo funciona un vapeador

Ciertamente los cigarrillos electrónicos son un producto innovador. Utilizan baterías recargables y sustancias líquidas libres de nicotina pero simulando otro tipo de sabores.

Su función principal es calentar es la sustancia a una temperatura de 350 grados y con esto, producir el vapor con el que procedemos a vapear. Claro está que la sensación es muy similar a los cigarrillos convencionales, pero su uso es más sano.

¿Cómo funciona un vapeador?

Para hacer un buen uso de los cigarrillos electrónicos debemos saber cómo funcionan. Claro que es un artefacto muy fácil de manejar, pero en este artículo mencionaremos cualquier información que debas conocer para solucionar de forma intuitiva cualquier problema que pueda presentarse en su uso. La forma general de como funciona un vapeador, la puedes leer en seguida:

  1. Posee un algodón en el interior del cabezal, que es el encargado de conducir el líquido a la resistencia mediante capilaridad.
  2. Cuando se presiona el pulsador, la batería del dispositivo libera energía a la resistencia que se encuentra en el cabezal.
  3. La resistencia se calienta y se encarga de vaporizar la sustancia líquida que ha transcurrido del depósito al algodón.
  4. La inhalación del vapor es igual al del cigarrillo convencional.

Anteriormente los vapeadores estaban diseñados para parecer cigarrillos convencionales, pero con el tiempo se han modificado para la practicidad con baterías más grandes que cuenten con mayor autonomía.

¿En qué se diferencian los distintos vapeadores?

La forma de muchos vapeadores tiene que ver con la marca que los comercializa, así que a pesar de que su función es la misma, el atomizador, la resistencia y la batería pueden variar entre uno y otro.

La mayoría de los vapeadores comerciales son muy simples, destinados a que las resistencias, atomizadores y claromizadores se adquieren por separado. Así que si necesitas cambiar alguna de sus partes por el us,o puedes conseguir otros que se ajusten a las partes restantes, por lo que no tienes que conseguir todo un vapeador nuevo.

Como usar tu vapeador por primera vez

Los cigarrillos electrónicos vienen preparados para ser utilizados, sin necesidad de montar o desmontar alguna de sus partes. Sin embargo, la verdad es que para utilizarlos por primera vez debes conocer cómo funciona, y lo que debes hacer una vez que tengas uno en tus manos.

Paso 1 – Desembalaje

Primeramente debemos sacar todas las piezas de la caja, es decir, mod, claromizador, resistencias, juntas tóricas y cualquier otro accesorio que pueda contener. Así que antes de dar importancia al uso debemos conocer sus piezas y leer las instrucciones, confirmando que se encuentren todas las piezas que dice que contiene.

Paso 2 – Colocar la batería

Es cierto que es un paso sencillo, pero debemos proporcionar toda la información relevante al funcionamiento y colocación de las piezas en los vapeadores, así como sus pasos a seguir relacionados con la corriente del dispositivo. El mod es lo que conocemos como vapeador en si, cuando no tiene las otras piezas ensambladas, y la batería va en el interior de él. Hay que identificar el positivo y el negativo, asegurándonos de que se coloca de la manera correcta.

Paso 3 – Cargar de la batería

Una vez que nos aseguremos de que la batería está bien colocada dentro del cuerpo de nuestro vapeador, debemos encargarnos de cargar la batería porque la mayoría de estas vienen sin carga o en un nivel muy escaso. Las recomendación es cargar toda la batería que tengamos de nuestro vapeador, antes de comenzar a utilizarlo. Así que lo mejor es adquirir un cargador por separado, para que podamos mantener siempre las baterías cargadas aun cuando estemos utilizando los vapeadores.

Paso 3 – Montar el claromizador, resistencia y la sustancia liquida

Este puede ser el paso más complicado para las personas que están iniciando en el mundo de los vapeadores, y muchos usuarios suelen cometer errores que terminan dañando las partes del vapeador. Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. Tomar una resistencia y empapar los algodones en su interior, sin dejar que no queden secos bajo ningún concepto porque esto puede quemar la resistencia y provocar un sabor de plástico quemado.
  2. Cuidado de no introducir el líquido dentro de la resistencia, hay que humedecer los algodones para que no se quemen en seco, pero que no gotee la sustancia líquida.
  3. Enroscar la resistencia en el atomizador con mucho cuidado, comprobando que esté bien cerrado y sin fugas. Hay que tener en cuenta que es un paso importante, porque su buena colocación le podrá alargar la vida útil al artefacto.
  4. Cuando esté armado, lo único que queda es introducir la sustancia líquida en el tanque sin derramarlo.
  5. Una vez realizados estos pasos, debes verificar que el dispositivo esté bien cerrado y lo último es disfrutar del vapeo.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies