Sabor a quemado con resitencia nueva ¿por qué?

En ocasiones, al comprar una nueva resistencia y cambiarla por la antigua o inclusive al usar un cigarrillo electrónico nuevo, se experimenta la situación frustrante de hacer un par de caladas y sentir un desagradable sabor a quemado.

Inmediatamente la primera impresión es culpar al fabricante, exigir un cambio y difundir tu mala experiencia por redes sociales.

Pero, si el usuario se toma unos minutos para pensar con calma, puede ser que simplemente no se han seguido las instrucciones. Por ejemplo, no se ha humedecido adecuadamente la resistencia antes de usarla por primera vez.

Esto es común, sobre todo con los usuarios principiantes.

Lo primero es asegurarse que la resistencia es compatible con el cigarrillo electrónico que se usa habitualmente. Es necesario que no se sobrepase la cantidad de vatios o watts que están señalados a un lado de la resistencia o podría ocasionarse un accidente grave.

Acto seguido, se debe empapar la resistencia. Antes de colocarla en su lugar, debe ser humedecida con el e-líquido colocando unas gotas en cada uno de los orificios de la resistencia, y esperar pacientemente a que se absorba.

Esto es muy importante y hay que recalcarlo, se debe impregnar la resistencia con el e-líquido y dejar que se absorba. De lo contrario, la resistencia se quemará y será necesario cambiarla nuevamente con el gasto consiguiente.

¿Se ha empapado correctamente la resistencia nueva?

Empapar de manera correcta la resistencia es fácil. La mayoría de resistencias tienen dos orificios a los lados y uno más grande en la parte de arriba.

Se aplican de dos a cuatro gotas en cada orificio, una forma sencilla de saber cuánto es suficiente, cuando el líquido se empieza a salir por el orificio de la parte superior.

Si la resistencia tiene otras características, simplemente deben seguirse las instrucciones que están impresas en el empaque.

En relación con el tiempo que hay que esperar para que se asiente el líquido en la resistencia, las opiniones son variables.

Algunos expertos indican que cinco minutos es suficiente, mientras que otros señalan que para garantizar el mejor sabor posible se debe esperar unas horas e inclusive dejarla remojando toda la noche.

Asimismo, se debe mencionar que en las primeras caladas que se hagan no se debe oprimir el botón de inicio. De esta manera se garantiza que la resistencia se impregne aún más de líquido y de esta manera la primera calada esté cargada de un sabor agradable.

¿Se le ha dado una buena limpieza al lugar donde se ha colocado la resistencia nueva?

La falta de limpieza es una de las razones que causa el sabor a quemado y los golpes secos en la garganta durante la experiencia de vapeo.

Si se está utilizando un atomizador reparable, se recomienda desarmarlo, enjuagar las resistencias con agua tibia o con un limpiador ultrasónico para remover toda la suciedad.

También puede realizarse un dry burn, el cual consiste en encender la resistencia, sin mecha y sin líquido para quemar los residuos que puedan haberse acumulado con el uso y mejorar el sabor.

Como este procedimiento puede dañar la resistencia, es mejor no usarlo con exceso, es mejor hacerlo cada dos o tres meses.

Para evitar que se te acumulen los residuos, se debe mantener la resistencias fresca y cambiar la mecha al menos una vez a la semana.

¿Existen otras causas del sabor a quemado con una resistencia nueva?

Si se ha cambiado de resistencia y empieza a oler a quemado, el usuario debe estar atento a las siguientes causas:

Para empezar, la resistencia tiene que entrar de manera normal, no hace falta presionarla ni hacer nada raro, solo ajustarla en la rosca.

Si es necesario forzarla o hacer presión, hay algo raro. Quizás la rosca esté sucia, que la resistencia no sea la correcta. Es posible que la rosca esté mal colocada u otro factor.

Al colocar la resistencia, hay que mojarla adecuadamente, desde las ranuras que tiene a los costados y en la parte superior, que es el agujero grande donde puede observarse un alambre en la parte interior.

Debe agregarse líquido al tanque y dejarlo de 5 a 10 minutos para que el algodón absorba correctamente.

Es necesario fijarse que las resistencias mencionen el rango de trabajo correcto.

Si se superar el rango establecido, la resistencia se quemará. También se quema cuando el algodón se seca y se fuerza a trabajarla en seco. Por tal motivo, al cambiarla hay que cambiar el tanque y se deja remojando un tiempo para que absorba apropiadamente la humedad.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies